5 min

10 habilidades digitales básicas que contribuyen a la transformación digital

02-banner-blog-transformacion-digital

El grado de preparación de una empresa para llevar a cabo su transformación digital suele correlacionarse erróneamente con las herramientas con las que cuenta, lo cual implica la omisión de un factor imprescindible para realizarla con éxito: el talento.

Por ello resulta preocupante una de las conclusiones de un estudio reciente a cargo de la Universidad Politécnica de Múnich en colaboración con SAP, según el cual el 17,3% de las compañías encuestadas considera que sus empleados no están preparados para la transformación digital.

Para solucionarlo es imprescindible entender cuáles son las capacidades digitales que tenemos que fomentar entre nuestros equipos y demandar a las nuevas incorporaciones. En este post os ofrecemos diez aptitudes digitales básicas:

Este post también está disponible en inglés.

New call-to-action

¿Qué encontrarás en este post?

¿Qué son las habilidades digitales y por qué son tan importantes?

Tras conocer que la Comisión Europea se ha marcado como objetivo que el 70% de los adultos posean competencias y habilidades básicas en 2025, se ha vuelto imprescindible conocer más sobre este asunto. 

Las competencias digitales son un conjunto de habilidades transversales necesarias para utilizar e implementar las herramientas tecnológicas en nuestra vida cotidiana.

En la actualidad, en la llamada era digital, este conjunto de habilidades resultan imprescindibles para formar parte de la sociedad con éxito, debido a que estas competencias se aplican tanto en la esfera personal, la esfera formativa, el ocio y el trabajo. 

Según el Parlamento Europeo, "la competencia digital se apoya en las habilidades del uso de ordenadores para recuperar, evaluar, almacenar, producir, presentar e intercambiar información y para comunicar y participar en redes de colaboración a través de Internet".  Así, unas correctas competencias digitales son la mejor herramienta para acceder a la información correcta, aprender nuevas ideas y ponerlas en práctica.

¿Cuáles son las 10 habilidades digitales básicas?

1. Competencia digital general

No por obvia podemos dejar de destacar en primer lugar la denominada competencia digital, que combina estar familiarizado con el uso de nuevas tecnologías (móviles, redes sociales, soluciones en la nube…) y ser capaz de adoptar otras innovaciones de forma rápida y natural.

New call-to-action

2. Análisis de datos o experiencia de usuario

Del mismo modo en que en el pasado los miembros de las organizaciones tenían aptitudes diferentes pero dominaban un lenguaje común sobre aspectos generales del sector y de la propia compañía, ese conocimiento tiene que ampliarse ahora con nociones básicas en áreas como el análisis de datos o la experiencia del usuario. No todos debemos ser data scientists o expertos en UX, pero sin unos conocimientos mínimos en esas materias difícilmente podremos aportar valor a una compañía que quiere ser digital.

3. Competencias interpersonales 

Estamos en una época en la que, cada vez más, muchas tareas que hasta ahora eran realizadas por personas, van a ser asumidas por máquinas / programas de software, como por ejemplo la firma electrónica de documentos, que deja atrás a la tradicional firma manuscrita.

En este contexto, las dotes interpersonales cobran especial relevancia y pueden ser el factor diferencial entre dos personas con las mismas capacidades técnicas. La empatía, la capacidad de trabajar en equipo o la capacidad de entablar relaciones de amistad con los compañeros de trabajo son activos cada vez más importantes que deben ser tenidos en cuenta al incorporar a nuevos empleados en una organización.


ALGUNAS SOFT SKILLS o HABILIDADES BLANDAS

Pasión

Motivación intrínseca

Lógica divergente

Humildad

Aprendizaje continuo

Empatía

Gestión del tiempo

Confianza

Autonomía

Integridad

Capacidad de escucha

Curiosidad

Responsabilidad Personal y Social

Capacidad de reflexión, síntesis y argumentación

Proactividad


ALGUNAS SOFT SKILLS o HABILIDADES BLANDAS

Pasión

Motivación intrínseca

Lógica divergente

Humildad

Aprendizaje continuo

Empatía

Gestión del tiempo

Confianza

Autonomía

Integridad

Capacidad de escucha

Curiosidad

Responsabilidad Personal y Social

Capacidad de reflexión, síntesis y argumentación

Proactividad

Fuente: Soft Skills: habilidades blandas en organizaciones

4. Informarse o quedarse atrás

En la nueva era digital, no sólo cuenta el conocimiento o los logros de un empleado o ejecutivo en el área específica en que opera la empresa, sino que éste debe de estar conectado e interesado en lo que ocurre más allá de su sector.

No en vano, las innovaciones más disruptivas ya no se producen en nichos de actividad, sino que afectan transversalmente a todos los sectores, y por tanto no basta con espiar lo que hace la competencia, sino que hay que tener los ojos puestos en el mundo. Es imprescindible navegar y buscar información para poder filtrar datos, evaluarlos y gestionarlos adecuadamente. 

5. Capacidad de trabajo en contextos cambiantes 

También es clave la capacidad adaptarse a contextos cambiantes, porque la revolución digital nos ha hecho pivotar: hemos pasado de estructurar el trabajo conforme a planes a varios años vista a redefinir constantemente los objetivos y los calendarios en función de los cambios en el mercado.

Ello requiere equipos de trabajo dinámicos, con gran capacidad de adaptación al cambio y con la habilidad de saber priorizar.

New call-to-action

 

6. Creatividad

Los empleados de las empresas digitales han de caracterizarse asimismo por su creatividad, un componente clave en un contexto en que la innovación constituye la principal fuente de ventajas competitivas. Para fomentar la creatividad, las empresas deben darles libertad para experimentar sin que ello suponga entrar en conflicto con la consecución de los objetivos propuestos.


Si quieres trabajadores creativos,
dales suficiente tiempo para jugar.

- John Cleese, actor inglés.

 

 

7. Auto-exigencia y autonomía

Son muy importantes asimismo la auto-exigencia y la autonomía, porque en el entorno digital las empresas no pueden seguir apostando por una estructura organizacional jerárquica y centralizada. Por tanto, todos sus departamentos y todos sus integrantes deben asumir una mayor responsabilidad.

Además, en este punto es muy importante orientarse hacia la máxima seguridad y llevar a cabo una correcta protección de todos nuestros dispositivos para evitar posibles ciberataques, por ejemplo. 

pexels-tim-samuel-6697306

8. Capacidad de ejecución

Debido a que economía digital es mucho más cambiante y se reconfigura continua e incansablemente, los profesionales digitales debe tener una gran capacidad en aterrizar las ideas e saber pasar con rapidez de la teoría a la práctica, porque si se da una traslación lenta a la realidad de planes y estrategias se terminarán persiguiendo objetivos obsoletos.

Esta habilidad también podríamos enlazarla con la capacidad resolutiva ante los problemas, necesaria para identificar necesidades y dar respuestas tecnológicas. 

9. Inclinación natural al aprendizaje continuo 

Si en el paradigma de trabajo anterior unas mismas aptitudes bastaban para desarrollar una carrera profesional durante décadas con un mínimo trabajo de actualización y perfeccionamiento, hoy en día los profesionales que no vean su formación como un camino sin fin acabarán resultando redundantes en sus organizaciones. Por ello, una buena predisposición e inclinación natural por aprender constantemente es clave en la era digital.


10. Orientación al cliente

Y, por último, los empleados digitales han de estar más orientados que nunca al cliente. En el pasado su rol estaba más centrado en la contención de gastos o en la productividad, pero hoy en día una empresa no tiene futuro si no mira, entiende y escucha a sus clientes. Eso requiere de nuevo dotes de empatía y conocimientos en áreas como la experiencia del usuario, pero, sobre todo, profesionales con vocación y pasión por la atención al cliente y por superar sus expectativas.

Además de tener en cuenta estos diez rasgos a la hora de contratar nuevos profesionales, las empresas también deben facilitar y ayudar a sus empleados actuales en su propia transformación digital, porque de ellos depende la digitalización de las empresa.

 

Volviendo al primer punto, a pesar de que muchos profesionales pueden no tener la destreza necesaria para aprender con facilidad nuevas herramientas y programas informáticos, la solución de firma electrónica que ofrecemos en Signaturit se caracteriza precisamente por su facilidad de uso, de modo que no es necesario tener experiencia previa con herramientas similares para aprender a usar nuestra plataforma sin mayor problema. Si quieres probar nuestra firma electrónica gratis, podrás hacerlo durante 7 días sin compromiso y comprobar tú mismo lo fácil que es enviar y firmar documentos con Signaturit.

Este post también está disponible en inglés.


firmar online

POSTS RELACIONADOS

*Esta entrada se publicó originalmente el 08/03/2016