Consentimiento informado médico: ¿se puede firmar con firma electrónica?

Posted by media on 14/06/18 9:00

Consentimiento_informado_médico_firmar_electrónica

El consentimiento informado médico y su digitalización es uno de los retos a los que se enfrenta el  sector sanitario dentro de su propia transformación digital. Todos los aspectos burocráticos y documentales relacionados con la gestión de los pacientes están evolucionando para eliminar el papel de las consultas médicas.

Con el objetivo de facilitar este desafío presentamos nuestra solución de firma electrónica avanzada para el sector salud y en concreto sus beneficios para la gestión de los consentimientos informados.

Este post también está disponible en inglés.

      Índice

        - Características de la firma electrónica avanzada

      Índice

        - Características de la firma electrónica avanzada

 

El sector sanitario está adaptándose a los nuevos tiempos

Dentro del sector sanitario, el consentimiento informado es uno de los documentos que componen la historia clínica. Puede definirse como el acto mediante el cual el paciente, después de que le hayan sido explicadas las características de una intervención sanitaria, autoriza de manera libre y voluntaria al médico a poner en práctica.

Por tanto, la finalidad de este documento es probar que se ha informado al paciente de forma clara y con anticipación y este lo ha firmado de manera consciente. Una mala gestión de este procedimiento de hecho, puede traer consecuencias muy graves para el profesional y los centros sanitarios, con distintos grados de responsabilidad civil e incluso penal.

Con respecto al modo de obtener dicho consentimiento, sigue habiendo una cultura muy arraigada del papel en los centros sanitarios, a pesar de que la la propia ley 41/2002 sobre los derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica del paciente, permite la utilización de medios informáticos para el archivo de la historia clínica. Sin embargo los tiempos están cambiando.

sector_sanitario_transformación_digital


El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del gobierno de España impulsaba el año pasado el proyecto
Historia Clínica Digital del Sistema Nacional de Salud (HCDSNS), para garantizar a ciudadanos y profesionales sanitarios el acceso electrónico a la documentación clínica más relevante de cada paciente.

Dicho reto responde a las necesidades de los profesionales sanitarios que han de atender a los pacientes en sus desplazamientos y a la firme voluntad política de conseguir la transformación digital del sistema de salud por sus múltiples ventajas, tanto económicas como de gestión.

Pues bien, dentro de este proceso de digitalización de la historia clínica, el consentimiento informado es unos de los documentos que más se resisten a abandonar el formato papel por la necesidad de su firma como hemos mencionado.

Sin embargo existen herramientas como la firma electrónica avanzada que hace posible de manera sencilla, la generación de documentos electrónicos válidos y legales, simplemente con la firma sobre una tablet, dispositivo móvil u ordenador del facultativo y el paciente.

 

El consentimiento informado como prueba documental

Las claras ventajas, tanto económicas como de gestión, que implica el tratamiento y almacenamiento digital de la documentación diaria de cualquier clínica, están facilitando este cambio en la praxis administrativa de este sector.

Además si hablamos en concreto del consentimiento informado y las implicaciones legales que puede acarrear si no se respeta el procedimiento, se hace más que necesario contar con soluciones tecnológicas que cubran al facultativo ante posibles reclamaciones

Y es que en caso de incidente, aunque el consentimiento informado no exonere de una mala praxis médica al responsable sanitario, este tendría que aportar tal documento firmado como prueba documental de que informó adecuadamente al paciente de los posibles riesgos y que este los aceptó de forma expresa.  

De hecho, lo esencial del consentimiento informado será que se pueda demostrar la autenticidad de su firma, a través de cualquier medio, en el supuesto de que se deba hacer valer ante el paciente o de terceros, no su formato.

Es decir, el sustrato en el que se recoge la firma, sea papel o electrónico, no es lo importante, sino que en caso necesario un perito calígrafo pueda comprobar que no ha podido haber alteración del documento, y pronunciarse sobre la autoría de la firma.


El documento de consentimiento informado en cualquier formato
(papel o electrónico) será válido siempre que se pueda demostrar 

la autenticidad de su firma, a través de cualquier medio, en el supuesto
de que se deba hacer valer ante el paciente o de terceros.


El consentimiento informado como prueba documental

La firma electrónica avanzada de Signaturit para el consentimiento informado

En cualquier caso, como hemos comentado, lo fundamental del consentimiento informado es que quede fuera de toda duda que el paciente ha leído el documento estando en condiciones de entenderlo, que ha sido firmado por él o por su representante y que el contenido no ha sufrido alteraciones después de la firma.

Además es necesario que se conserve con las garantías de poder recuperarlo, leerlo y accionar los mecanismos que acrediten su integridad y autenticidad.

Todo esto puede conseguirse gracias a la firma electrónica avanzada que combina la captura de datos biométricos, con la utilización del sello de tiempo que permite determinar el momento de la firma.

Por sus características la firma electrónica avanzada brinda seguridad a las transacciones electrónicas de los usuarios y en este caso, al trámite de firma del consentimiento informado. Con su uso se puede identificar al autor de la firma en caso de litigio y además, garantizar la integridad del contenido firmado. Es decir, que el contenido firmado no ha sufrido ningún tipo de alteración o variación desde el momento en que se firmó.

El concepto de de firma electrónica debe entender bajo el nuevo reglamento eIDAS 910/2014 del Parlamento Europeo, relativo a la identificación electrónica y los servicios de confianza para las transacciones electrónicas en el mercado interior.

Esta norma regula y promueve los servicios de terceros de confianza independientes en los procesos de firma electrónica capaces de generar evidencias legales admitidas como prueba en caso de juicio. 

Características de la firma electrónica avanzada

  • Captura de elementos biométricos asociados a sus datos de producción (presión,                     velocidad de trazo, etc).
  • Integridad de los datos firmados.
  • Autenticidad del documento y vinculación con el firmante.
  • Posibilidad de demostrar la validez de la firma en un proceso litigioso.

 

El consentimiento informado como prueba documental


Además al utilizar la firma electrónica avanzada en el sector salud para cumplir con este trámite obligatorio las clínicas evitarán riesgos como:

  • Pérdida o errores en el archivo de consentimientos firmados gracias a su digitalización.
  • Riesgos en la preservación de la confidencialidad y protección de datos. El documento firmado no circulará por distintos despachos del centro hasta su archivo final.
  • Posibles dificultades técnicas para acceder y verificar la existencia del consentimiento informado antes de aplicar el tratamiento o intervención.
  • Retrasos hasta que el consentimiento firmado y escaneado está disponible y convenientemente almacenado generando costes de gestión.

 

Conclusión

Gracias a nuestra solución de firma electrónica avanzada los centros y clínicas sanitarias pueden mejorar su flujo de trabajo y aumentar su rendimiento de forma inmediata evitando pérdida de documentos.

Con ella los pacientes solo tienen que leer el documento de consentimiento en un dispositivo móvil, tablet u ordenador con toda la información que necesitan conocer sobre el tratamiento a recibir y firmar directamente sobre la pantalla.

Por todo lo explicado, hoy más que nunca, se hace necesario aprovechar las mejoras que ofrecen las nuevas tecnologías para mejor la calidad de los servicios sanitarios y este trámite en concreto.

Con la implantación del sistema de firma electrónica avanzada de Signaturit se puede eliminar el papel en la historia clínica de los pacientes con todas las garantías técnicas y jurídicas y de forma más práctica que con la tradicional firma manuscrita.

Ha llegado el momento de culminar con el proceso de digitalización de los centros sanitarios gracias a nuestra tecnología con todas las garantías necesarias para hacer frente a una posible reclamación por la aportación del consentimiento informado firmado como prueba documental.

Si quieres disfrutar de los beneficios de la firma electrónica avanzada, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario, o llámanos directamente al +34 93 551 14 80.

Este post también está disponible en inglés.


New Call-to-action

Tags: Salud

Subscríbete al blog

Últimos posts