El estado de la transformación digital en España según el último estudio de la consultora Roland Berger y Siemens

Posted by media on 16/05/17 9:00

B-ES-El estado de la transformación digital en España según el último estudio de la consultora Roland Berger y Siemens.png

La consultora Roland Berger acaba de publicar el estudio España 4.0, El reto de la transformación digital de la economía, que analiza el estado de la transformación digital en España y que ha contado con el patrocinio de la multinacional tecnológica Siemens.

Basada en una encuesta a más de 100 decision makers y en una serie de entrevistas a ejecutivos de empresas de un amplio rango de sectores y tamaños, se trata de una investigación exhaustiva y reveladora sobre en qué medida está preparada nuestra economía para no perder el tren de la economía digital.

En este post resumimos los resultados de este estudio.

Este post también está disponible en inglés.


Transformación digital y crecimiento
 

Antes de plantear sus resultados, los autores del estudio España 4.0 correlacionan transformación digital y crecimiento en base a datos: en concreto, abordar esa transformación de forma coordinada podría aumentar el valor añadido bruto de nuestra economía en 120.000 millones en 2025, conducir a nuestras empresas a reducir sus costes de producción, mantenimiento y logística entre un 10 y un 20%, y reducir sus costes de inventarios hasta en un 50%.

Dicho esto, los resultados de la encuesta indican sin embargo a que España tiene todavía un largo camino por recorrer hacia su transformación digital. Esta conclusión viene corroborada no sólo por nuestra posición actual en el ránking de las economías más digitalizadas - posición nº 45 - sino el hecho de que hayamos retrocedido en esa clasificación en los últimos años. Además, nos encontramos por debajo de la media europea en cuanto a avance en digitalización.


De entre las empresas españolas encuestadas:

  • un 62% no cuenta con una estrategia digital.
  • un 26% no tiene designado a un responsable digital.
  • un 20% no imparte ningún tipo de formación digital a sus empleados.


Principales barreras de las empresas españolas a apostar por la transformación digital  

La reticencia de las empresas españolas a apostar por las estrategias, liderazgos y formaciones necesarias para llevar a cabo la transformación digital se debe a varios factores. Según el estudio de Roland Berger y Siemens, los más generalizados son:

  1. la resistencia al cambio, para el 22% de las organizaciones.
  2. los costes de la transformación digital, principal barrera para el 21% de las empresas.
  3. la falta de competencias digitales entre los empleados, para el 13% de las compañías encuestadas.
  4. los riesgos de seguridad, es la mayor traba para un 11%.
  5. la incertidumbre jurídica, para el 6% de las empresas.


Esta radiografía se completa con varios
indicadores sobre la baja madurez digital de nuestra economía:

  • sólo un 54% de la población posee competencias digitales básicas –pese a ser, paradójicamente, el líder europeo en penetración de los smartphones y rivalizar con los países nórdicos en el recurso a la banca online.
  • apenas un 20% de las empresas recurre a la nube.
  • sólo un 16% de las pymes vende sus productos a través de internet.
  • un 79% de las compañías no cuenta con presencia en las redes sociales.


Digital Skills.jpg

· Sólo un 54% de la población posee competencias digitales básicas ·



¿Qué debemos hacer las empresas españolas para superar estas barreras?

Pese a que es necesario distinguir entre la madurez de los distintos sectores que integran nuestra economía –el 91% y el 86% de las empresas de telecomunicaciones y financieras, respectivamente, afirma tener medios para transformarse digitalmente, pero menos de la mitad de las empresas industriales, energéticas, farmacéuticas o de salud consideran que tienen los recursos suficientes para ello–, la investigación imparte una receta clara sobre qué debemos hacer: promover en paralelo un cambio cultural en las empresas y una actuación coordinada por parte de la administración pública.

En concreto, los responsables del estudio consideran que es el sector privado (las empresas) el que deben liderar el proceso de transformación digital, las asociaciones sectoriales deben ser el catalizador y actuar como portavoces de cada sector, y el gobierno debe brindar soporte para cimentar las bases para que la transformación digital pueda ocurrir.

Este es el reparto de fuerzas que ya caracteriza a nuestro país, en donde empresas, universidades y administración contribuyen al 1,2% del PIB dedicando a la I+D en un 53%, 28% y 19% respectivamente. Sin embargo, tenemos que trabajar para que la cifra consolidada pueda mirarse de tú a tú con el 2,9% dedicado a I+D de Alemania, el 2,7% de Estados Unidos o el 2,2% de Francia. (Cifras de 2013).

Conclusión

En resumen se podría decir que España no puede aplazar más su transformación digital, pero eso requiere sobre todo una toma de conciencia colectiva, mucho más importante que el esfuerzo divulgativo o inversor por parte de la administración. Es imprescindible que la población tome conciencia y mejore sus competencias digitales, y, sobre todo, que las empresas pierdan el miedo y dejen de obsesionarse por la factura de cuánto les costará liderar ese proceso. De lo contrario ellas mismas se estarán abocando a una rápida y segura obsolescencia.

Este post también está disponible en inglés.

Whitepaper eSignatures 101


POSTS RELACIONADOS


Topics: Transformación Digital

Subscríbete al blog

Últimos posts