El secreto de las empresas exitosas es una combinación perfecta entre negocio y diseño

Escrito por: media el 8/12/15 9:00

Design-Blog-cas.jpg

En un pasado no muy lejano, los usuarios se orientaban sin protestar por interfaces muy complejas para poder beneficiarse de aplicaciones que resultaban de utilidad. Pero nuestra cultura premia cada vez más los entornos intuitivos y sencillos, a medida que aumentan nuestras expectativas en términos de diseño debido a las excelentes interfaces de las aplicaciones con las que interactuamos a diario.

Debido a este cambio, la centralidad del diseño es ya una realidad para todas las empresas, incluso para las que tradicionalmente se han caracterizado por diseñar aplicaciones poco o nada intuitivas, como SAP. Andreas Hauser, Global Head del centro de diseño y co-innovación de la multinacional alemana ha afirmado de hecho en un artículo de opinión reciente que se ha producido “un cambio de foco en el diseño de productos y servicios, por el cual ha dejado de pensarse en términos de prestaciones para hacerlo en experiencias”.

En este post explicamos cuáles son las ventajas de poner el diseño al servicio del negocio:

Este post también está disponible en inglés.

Ventajas de poner el diseño al servicio del negocio

En primer lugar, una buena experiencia de usuario (o UX, del inglés User Experience), ofrece un valor humano a la experiencia que acostumbra a derivar en una mayor satisfacción del cliente, y, en consecuencia, en una mayor tasa de adopción y fidelidad por su parte hacia el producto o servicio del que se trate.

Además de ese beneficio intangible, la atención al diseño se traduce también un retorno monetizable. Así lo afirma un estudio a cargo del Design Management Institute, que ha demostrado que las empresas cotizadas estadounidenses intensivas en diseño –entre otras, Apple, Nike, Procter & Gamble, Coca-Cola o Starbucks– obtuvieron retornos un 219% superiores a los de la media del índice bursátil S&P 500 entre 2004 y 2014.

El diseño ofrece una oportunidad de diferenciación que es clave en un mundo en el que los consumidores están rodeados de infinitas posibilidades. Cada vez más, sus decisiones de compra vienen mucho más influenciadas por factores tan sutiles como ofrecer una experiencia de compra superior a la de tu competidor, que por variables supuestamente más racionales como el precio de un producto o servicio.

La multinacional Havas lo tiene de hecho igual de claro que Hauser. En un artículo reciente a cargo de su Presidente Ejecutivo, se establece la importancia de la experiencia de usuario de una manera elocuente, recordándonos que grandes campeones tecnológicos como Uber, Facebook o Airbnb no cuentan ni con taxis, ni con contenido, ni con alojamientos propios. Todo su valor (y su beneficio) está en su interfaz.

La revolución del diseño ha de reinventar... al propio diseño

Otra evidencia que nos indica que vivimos en un mundo en que el diseño es una prioridad es la presencia, cada vez más frecuente, de expertos en diseño - o Chief Experience Officers - en los Consejos de Administración de grandes empresas. Este nuevo perfil, del que ya hemos hablado en nuestro post anterior, es el responsable de definir e implementar la estrategia de UX en la organización, y debe actuar como enlace entre los departamentos de diseño, estrategia y desarrollo. 

Otro reto sobre el diseño que debe superarse es el que limita su alcance al producto. Es imprescindible ampliar su radio para aplicarlo también a la estrategia. Así lo afirma en una reciente entrevista con Bloomberg Roger Martin, Director del Martin Prosperity Institute. Martin considera que el objetivo último del diseño en una empresa ha de ser la articulación de un ecosistema de trabajo innovador, del que existen precedentes como el de Apple, capaz de presentar disrupciones sucesivas (iPod, iPhone, iPad...) como si hubieran sido producidas en una línea de montaje.

Claves para poner al diseño en el centro de tu organización

Volviendo al artículo a cargo de Andreas Hauser, poner al diseño en el centro de una empresa requiere cinco pasos:

  1. Identificar claramente su retorno sobre inversión –para lo cual SAP dispone hasta de una calculadora.
  2. Plantear una estrategia que ofrezca resultados a corto plazo con los que ganar tiempo para alcanzar otros de mayor calado.
  3. Lograr el compromiso y la implicación de todos los niveles de la organización.
  4. Construir una cultura de la innovación.
  5. Superar la idea de que el diseño es un fin en sí mismo para considerarlo como un proceso en cinco etapas: empatizar, descubrir, idear, prototipar y testear.

Signaturit: una herramienta para mejorar la UX de tu empresa

En Signaturit, la atención al diseño y el planteamiento de una experiencia de usuario intuitiva y sencilla, sin renunciar a los máximos estándares de legalidad y privacidad, han sido desde el primer día dos de nuestros principales objetivos.

El sencillo proceso para solicitar o realizar una firma a través del correo electrónico nos convierte en la solución más rápida y fácil de utilizar del mercado. Del mismo modo, desde nuestro panel de control ofrecemos opciones avanzadas muy fáciles de usar a todos nuestros usuarios, especialmente a las empresas.

Éstas son las que más beneficio obtienen de poder disponer en la nube de su histórico de documentos firmados, de poder crear plantillas para contratos de uso frecuente, y de poder personalizar la apariencia del panel para adaptarlo tanto a su identidad corporativa como a su propia experiencia de usuario a través de nuestra integración vía API.

Si no lo has hecho aún, queremos invitarte a probar Signaturit gratis por las razones que hemos abordado en numerosos posts anteriores, pero también para poner un diseño de experiencia de firma electrónica intuitivo, agradable y totalmente adaptable al servicio de tu empresa.

Este post también está disponible en inglés.

New Call-to-action



Etiquetas: Transformación Digital

Subscríbete al blog

Últimos posts