Las 5 tecnologías que están revolucionando el sector de la construcción

Posted by media on 24/05/16 9:00

ES_techtrends_construccion.jpg

El sector de la construcción siempre se ha caracterizado por ser de los más tradicionales y reacios a la innovación. Sin embargo, dos acontecimientos han cambiado esa clásica caracterización: por un lado, el estallido de la burbuja inmobiliaria a finales de 2007, que derribó la creencia generalizada de que los activos inmobiliarios nunca perdían valor. Y por otro, la transformación de los hábitos y expectativas de los consumidoresde lo que ya hemos hablado en otras ocasiones.

Estos dos hechos son los que finalmente han impulsado al sector a “mover ficha” para salir de su pasividad tradicional, y con ello se ha visto abocado a tratar de aportar más valor a sus activos y a sus operaciones, más allá de la tan codiciada revalorización continua.

En este post queremos repasar las cinco innovaciones que ya se están estableciendo en una fuente de ventajas competitivas para un sector que por fin se lanza a su propia revolución tecnológica, equiparandolo con otras industrias.

Este post también está disponible en inglés.


Mirando al futuro >> tendencias en el sector de la construcción


1. Mayor uso de datos

El mercado inmobiliario tiene un sistema de fijación de precios cada vez más dinámico, sujeto a continuas fluctuaciones y que reparte además su oferta entre infinidad de portales y plataformas dirigidas a públicos muy diferentes.

Por eso resulta insólito que, hasta hace relativamente poco tiempo, las empresas promotoras e inmobiliarias no recurrieran a herramientas de análisis para obtener mejor información sobre el mercado a partir del ingente volumen de datos que manejan.

Este mayor uso de datos está además cada vez más generalizado en el ámbito de la compraventa –en que las agencias, por ejemplo, pueden conocer la elasticidad de la demanda o anticipar la reacción de sus consumidores a las oscilaciones de precio–, pero también en el de la construcción, en el que el análisis de la información histórica sobre el funcionamiento de un determinado espacio puede dar pistas sobre cómo plantear una reforma atractiva para sus compradores potenciales.

2. Impresión 3D

La impresión 3D parece destinada a ser la tecnología más disruptiva para el sector de la construcción en los próximos años, en la medida en que ya está acreditada y ya ha sido puesta a prueba su capacidad para imprimir muros, ladrillos y hasta materiales aislantes.

Ese proceso tan insólito lleva asociado además un ahorro de costes inédito, como demuestran algunas experiencias piloto: en Shanghai, por ejemplo, se construyeron en 2014 diez casas de 200 metros cuadrados cada una mediante impresión 3D, y su coste total fue de apenas ¡…5.250 euros!

Aunque la impresión 3D de viviendas está dando sus primeros pasos, no cabe duda de que está destinada a realizar una gran aportación al problema habitacional de nuestro planeta, al tiempo que plantea una gran oportunidad de negocio para las compañías del sector que apuesten por esta tecnología.

impresion3Dcasas.jpg Ver vídeo: Así se construye una casa con una impresora 3D

3. Foco en la experiencia del usuario

Aunque la complejidad inherente a la compra de un activo inmobiliario predisponga a vendedor y consumidor a afrontar un proceso largo, fatigoso y con un punto de incertidumbre, incluso esa realidad en apariencia tan inamovible está cambiando con el avance imparable de la economía digital y de su cultura cliente-céntrica.

Hoy las empresas inmobiliarias ya trabajan intensamente en redefinir sus experiencias de usuario para volverlas más rápidas, accesibles y personalizadas, como acreditan por ejemplo los esfuerzos del portal homesearch.com por llevar al ámbito de la compraventa de vivienda una práctica tan generalizada como la de la compra con un solo clic.


We are working hard to create the Amazon.com for the real estate industry. It’s the last white space for commerce transactions on the Web or on mobile.
Kal Raman, CEO de Homesearch.com

Por su lado, compañías como Realty Beacon o Flatalert ya utilizan la geolocalización en sus apps de búsqueda de vivienda, de modo que sus usuarios reciben alertas al pasar cerca de una propiedad en venta o alquiler en lugar de tener que agudizar la vista a la búsqueda de carteles de ‘Se vende’ o ‘Se alquila’.

En la misma línea, son muchos los actores del sector que están adoptando tecnologías con las que agilizar, simplificar y dotar de mayor transparencia a los infinitos trámites que integran la construcción y compraventa de activos. Nuestra solución de firma electrónica constituye un buen ejemplo, puesto que permite reducir de días a unos pocos minutos la solicitud y realización de firmas, y con ello nuestros clientes, tanto promotores como agentes inmobiliarios, consiguen acortar extraordinariamente el tiempo que lleva cerrar una venta.

4. El Internet de las Cosas

Para muchas personas este es un concepto intrigante, del que oyen hablar continuamente pero que no saben trasponer a realidades o tecnologías concretas. El ámbito de la vivienda es precisamente en el que resulta más fácil su visualización. De hecho, la aplicación del Internet de las Cosas a casas particulares, oficinas o espacios comerciales no es más que una evolución natural de la domótica: un término de uso generalizado y mucho más sencillo de entender.

Tanto es así, que las nuevas generaciones de consumidores ya se caracterizan por demandar casas inteligentes: un concepto que asocian mayoritariamente a la conectividad de algunos de sus dispositivos.

Por ejemplo, hoy ya existen termostatos inteligentes que basan su intensidad en sensores de movimiento que les orientan sobre si hay alguien o no en casa, y el teléfono móvil se ha convertido en un mando a distancia desde el que activar electrodomésticos, subir o bajar persianas, abrir o hasta seguir en tiempo real el estado de las plantas de nuestro jardín.

5. Realidad virtual

Por último, la realidad virtual es otra tecnología cuya aplicación en otros ámbitos resulta todavía lejana, y que sin embargo ya ofrece ventajas competitivas al sector de la construcción.

De momento, su principal aportación es la parte comercial: las visitas virtuales a viviendas suplen a las visitas in situ o permiten realizarlas mucho antes de la finalización de una obra, en el caso de aquellas en las que no existen todavía más que unos planos.

augmented_reality.jpeg Ikea ya ha desarrollado una aplicación que permite visualizar cómo quedarán sus muebles en un determinado espacio gracias a la realidad aumentada.

Gracias a unas gafas 3D, el cliente puede pasear por una casa situada en la otra punta del mundo a la que prevé mudarse, o visualizar un apartamento en una promoción de viviendas apenas en fase de licitación. Con los últimos avances tecnológicos, mediante la realidad virtual se pueden recrear distancias, tamaños, texturas, colores, materiales y hasta vistas panorámicas de una forma cada vez más real.

Este post también está disponible en inglés.

Whitepaper La firma electrónica para el sector INMOBILIARIO Signaturit


 POSTS RELACIONADOS


 

Tags: Transformación Digital

Subscríbete al blog

Últimos posts