Ocho recomendaciones para navegar de forma segura por Internet

Escrito por: media el 15/11/16 9:00

ES_B_Navegar seguro por Internet.jpg

Navegar por Internet no es seguro. Cada vez son más frecuentes noticias como la relativa al robo de los datos de acceso a 500 millones de cuentas del popular servicio de correo electrónico de Yahoo!, entidades como AV-Test nos avisan del crecimiento exponencial del denominado malware –hasta el punto en que, actualmente, cada día entran en circulación 390.000 nuevos programas maliciosos–, y Eurostat calcula que en 2015 una cuarta parte de los ciudadanos europeos experimentó problemas de seguridad en su actividad en la Red.

Sin embargo, repetimos casi a diario actitudes y usos de Internet que nos exponen a formar parte de cualquiera de esas estadísticas. ¿Cómo protegerse de la ciberdelincuencia al navegar por Internet?

Este post también está disponible en inglés.



Cómo minimizar el riesgo de ser víctima de un ciberataque

Para poner coto al enorme riesgo que entraña navegar sin unas mínimas nociones de cómo preservar nuestra información, resultan de gran utilidad campañas como Vive un internet seguro – promovida por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y por Google y con la adhesión de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición o de la Agencia Española de Protección de Datos– o la decisión de crear el Día Internacional del Internet Seguro, que en 2017 será el 7 de febrero.

Pero además también es necesario recordar de vez en cuando, por evidentes que puedan parecer, algunas medidas para garantizar un uso de la Red seguro y sin sobresaltos.

Por eso, desde Signaturit queremos destacar las siguientes ocho recomendaciones para navegar de forma segura por Internet:

1. Actualiza a menudo tu sistema operativo

Y no sólo tu sistema operativo, sino también tus apps y los programas que utilices con mayor asiduidad. A menudo evitamos estos updates porque nos parece pesado, o por pensar que sólo sirven para monetizar de alguna manera esos productos, pero la realidad es suelen incorporar parches que subsanan las pequeñas brechas de seguridad que los hackers son capaces de abrir a diario.


2. Instala y mantén al día un buen antivirus

El antivirus es un tipo de software que a menudo percibimos como anticuado, pero que todavía hoy es una garantía para combatir alrededor del 90% del software perjudicial que circula por la red y que se infiltra hasta en nuestras transacciones más cotidianas.


3. No caigas en la trampa del
phishing

No abras ni interactues con correos electrónicos que prometen curas o fórmulas de enriquecimiento milagrosas, cuando no directamente cuestiones todavía más prosaicas… En caso de abrir uno de estos emails fraudulentos por error, no hagas nunca click en los enlaces incorporados en esos emails. Y si los detectas a tiempo, márcalos directamente como spam.


¿Qué es el phising?

Es un método que se utiliza para obtener información confidencial de forma fraudulenta - contraseñas, datos bancarios, números de tarjetas de crédito - y con ello cometer estafa.

El ciberdelincuente que utiliza este método se denomina phisher y para robar la información confidencial se hace pasar por una persona o empresa de confianza, comunicándose a través de un correo electrónico, SMS/MMS o incluso mediante llamadas telefónicas.

Quienes confían en el mensaje y hacen click en alguno de los enlaces que incluye, acceden a un sitio web falso e introducen sus datos personales. Al obtener estos datos, el ciberdelincuente los utiliza para estafar. Posibles estafas:

  • Robo en cuentas bancarias
  • Usos indebidos de tarjetas de crédito
  • Venta de datos personales
  • Suplantación de identidad
  • Envío de publicidad


¿Qué información roba un phisher?

Datos personales

  • Direcciones de correo.
  • Números de DNI.
  • Datos de localización.
  • Datos de contacto.

Información financiera

  • Números de tarjetas de crédito.
  • Números de cuentas bancarias.
  • Información de Home

 Credenciales de acceso

  • Redes sociales
  • Cuentas de correo.

Fuente: InfoSpyware



4. Evita abrir archivos adjuntos sospechosos

De forma análoga, evita abrir archivos adjuntos sospechosos en vuestra correspondencia electrónica, y en especial los que prometen una actualización de un software no solicitada.


5. No confíes en redes wifi desconocidas

Cuando fallan nuestras conexiones 3G y 4G, la desesperación nos conduce a rastrear e ingresar en wifis de procedencia y legitimidad dudosa pero presentadas como gratuitas. Estas redes fraudulentas pueden abrir de par en par las puertas de tus dispositivos y por eso debes evitarlas, sobre todo si estás realizando compras online o transacciones con tu banco (online banking).


6. Navega por URLs con prefijo HTTPS

De hecho, incluso las wifis claramente identificadas como públicas y seguras –como las que a menudo ponen a nuestra disposición hoteles o restaurantes– son especialmente vulnerables a los ataques. Por tanto, cuando las uses debes asegurarte de que estás navegando por URLs encabezadas por el prefijo HTTPS. Recurre además a redes virtuales privadas (VPN) siempre que puedas.


7. Al terminar tu día, ¡cierra sesión!

Tanto si usas una wifi pública como la de tu casa o lugar de trabajo, asegúrate de cerrar siempre todas tus sesiones tras haber accedido y hecho uso de distintos servicios. Hasta un ordenador en reposo con sesiones abiertas puede ser un resquicio por el que sufrir el ataque de un hacker.


8. Selecciona contraseñas seguras

Y, en la medida de lo posible, selecciona contraseñas seguras - mínimo con 16 caracteres - y renuévalas con asiduidad. Es muy recomendable que utilices un gestor de contraseñas, que permite almacenar y gestionar todas tus contraseñas seguras en una misma plataforma.

En realidad, todos estos consejos pueden reducirse a uno: siendo consciente de que Internet es un mundo lleno de posibilidades, ¡no te olvides ni subestimes sus riesgos!

Este post también está disponible en inglés.

New Call-to-action


POSTS RELACIONADOS


Etiquetas: Transformación Digital

Subscríbete al blog

Últimos posts