Smart contracts: qué son y cómo puede utilizarlos una compañía de seguros

Posted by media on 11/10/18 9:00
Smart_Contracts_Das_Signaturit

Los Smart Contracts - contratos inteligente en español - prometen revolucionar el mundo de las leyes gracias a que se ejecutan a sí mismos cuando se cumplen las condiciones programadas en su código.

Pronto se firmarán y ejecutarán automáticamente acuerdos de validez legal, con lo que nos despreocuparemos de muchos procesos jurídicos. Pero, ¿qué son? y ¿cómo se pueden usar en el sector asegurador?

En este post explicamos lo que es un Smart Contract y mostramos un caso de uso en una compañía de seguros: DAS Seguros.

Este post también está disponible en inglés.

  Índice

          - Presentación Smart Contracts de Signaturit con DAS Seguros

 

Smart contracts: ¿qué son?

Un Smart Contract es un programa informático que auto-ejecuta acuerdos establecidos entre dos o más partes.

Que el contrato sea auto-ejecutable significa que ciertas acciones suceden como resultado de que se cumplan una serie de condiciones específicas, las que se hayan acordado en dicho contrato.

Es decir, cuando se da una condición establecida con anterioridad, el contrato inteligente la detecta y ejecuta automáticamente la cláusula correspondiente.


Los Smart Contracts son contratos que se ejecutan
de manera automática y autónoma.


La tecnología que subyace a los Smart Contracts es la ya popular tecnología Blockchain, o cadena de bloques en español.

Para entender bien cómo funciona un Smart Contract es mejor empezar explicando qué es Blockchain y cómo funciona.

contrato

 

¿Qué es Blockchain?

Actualmente se está repitiendo mucho esta pregunta - ¿qué es Blockchain? - y la respuesta se suele asociar con las criptomonedas, puesto que Bitcoin fue la primera aplicación que se hizo con tecnología Blockchain: las criptodivisas o el dinero virtual.

Pero realmente el potencial de Blockchain va mucho más allá, y tanto empresas privadas como administraciones públicas están comenzando a explorar cómo la cadena de bloques puede transformar sus cimientos operacionales, desde la ejecución de contratos hasta las transacciones con clientes y proveedores.

La agilidad y seguridad a la hora de administrar la identidad de los actores en la red, para rastrear los activos intercambiados y la facilidad con la que se puede llevar a cabo el control y verificación de los contratos, hace prever que su uso se generalizará en el corto plazo.

Al grano:

Blockchain - o cadena de bloques en su traducción al castellano- es un registro público de transacciones que no requiere ser verificado por ninguna autoridad central (banco), ya que para ello se basa en una red de intermediarios distribuida y libre, gracias al uso de algoritmos criptográficos.

Sería como el libro de registros de contabilidad de una empresa en donde se registran todas las entradas y salidas de dinero, aunque en este caso hablamos de un libro digital que no requiere de un intermediario centralizado que identifique y certifique la información que se registra.

Esta cadena de bloques consta de tres componentes fundamentales: transacciones, registros y un sistema que verifica dichas transacciones y las almacena en los bloques.

Cada bloque es un problema matemático complejo basado en la tecnología criptográfica llamada hash (o función hash). El problema es lo que todos los nodos (ordenadores) de una red tratan de resolver para poder confirmar las transacciones que contiene y unirlo al bloque anterior.

Debido al hecho de que cada bloque tiene un su hash unido al bloque anterior, la información en el blockchain es fácilmente verificable e imposible de eliminar.


La propiedad más importante de cada bloque es que si cambias la información
que contiene, por ejemplo, información transaccional, la cadena se rompe, y
todos los bloques colocados a partir del bloque inválido serán inválidos también.


Cuando los datos se graban en un bloque, no se pueden editar retroactivamente, lo que significa que ninguna persona tiene control sobre su historial. 

Este es la característica más importante, y significa que ninguna persona puede cambiar la información que ya se ha verificado y consolidado en una cadena.

Ello hace del blockchain un libro público que no puede manipularse fácilmente, dándole una capa de protección que no existe en los casos de bases de datos centralizadas, que es como funciona el mundo hasta ahora.


A medida que se crean registros y se añaden a un bloque, éstos se confirman
y validan mediante una red distribuida de ordenadores.


¿Cómo funciona Blockchain?

Para explicar el funcionamiento de Blockchain vamos a utilizar como ejemplo la transferencia de valor, que se enmarcaría dentro de la primera aplicación desarrollada con tecnología Blockchain: el dinero virtual.

Pero hay que tener en cuenta que esta tecnología sirve para registrar cualquier tipo de transacción.

blockchain_smartcontract_signaturit_das


Empecemos con el ejemplo:

Supongamos que A quiere transferir a B una determinada cantidad de unidades de valor y que ambos tienen acceso a un sistema que les permite enviar o recibir la moneda.

Cuando A decide enviar la moneda, lo que realmente está haciendo es iniciar una instrucción de cambio a la base de datos, informando de que parte de su capital ahora pertenece a B.

Esta instrucción es difundida en la red, y ésta se encarga de verificar que A tiene esos recursos para enviar.

Si todo es correcto, ésta transacción se agrupa con otras transacciones en un bloque, en el que se incluye además información relativa al tiempo en concreto en el que cada transacción se produce.

Este bloque mezcla la información de las direcciones de las partes involucradas en cada transacción, la cantidad de unidades de valor en movimiento y una marca de tiempo, y luego las procesa a través de la función hash.

Esta función es un algoritmo criptográfico que se encarga de condensar información de cualquier extensión en un único dígito de 64 letras y números. Este hash se combina con la solución-hash del bloque anterior, y se convierte en el encabezado del bloque nuevo que se encuentra en validación.

A su vez, este nuevo bloque es un problema matemático cuyo resultado se identifica, como si fuese una “matrícula”, por la función hash.

Esta respuesta o solución al acertijo es ofrecida por la red en un proceso de prueba y error llamado “proof of work” (prueba de trabajo en español). Hay otros procesos de validación, como el “proof of stake” o “proof of authority”.

Después que la solución ha sido aprobada por la mayoría de la red, el bloque es añadido a la cadena y con ello todas las transacciones contenidas en él, incluido el pago de A hacia B.

En síntesis, la cadena de bloques establece la confianza entre dos partes en una transacción a través de un libro de contabilidad público descentralizado y de un mecanismo criptográfico que garantiza que las transacciones no pueden cambiarse después de materializadas.

 

Smart Contracts: otra aplicación de la tecnología Blockchain

Después de comprender cómo funciona la tecnología Blockchain es más sencillo aproximarnos a los Smart Contracts ya que estos son una realidad gracias a la infraestructura que aporta el Blockchain.

Pongamos un ejemplo práctico de un Smart Contract con una máquina expendedora de refrescos.

Esta está programada para que cuando introduzcas el dinero y pulses una combinación de números, obtengas automáticamente el producto seleccionado.

De la misma manera funcionaría un contrato inteligente. Si se cumple un acuerdo (introducir el dinero), entonces se da una condición (se obtiene el refresco). Parece simple pero ¿qué novedad hay aquí?

En este ejemplo, el verdadero valor que aportan los Smart Contracts sería que “si se acaba el producto ‘032’ entonces, de forma autónoma y automática, la máquina mandaría una señal al proveedor para que reponga los refrescos agotados.

Esto elimina al intermediario que tiene que vigilar la máquina, llamando a los proveedores y reponiendose por sí misma, eliminando costes de tiempo y dinero en dicho proceso y simplificando mucho más la tarea.

En otras palabras, los Smart Contracts buscan mejorar los contratos actuales siendo más seguros y baratos, ahorrándonos tiempo y evitándonos fraudes.

 

contrato-2

 


La gran aportación de los smart contracts es que no tenga que haber un tercero
que verifique si los hechos han sucedido o no.


Beneficios de los Smart Contracts

  1. Autonomía

    Estos contratos se dan siempre entre una o varias personas físicas o jurídicas, pero sin ningún tercero como intermediario. No es necesario que nadie valide el contrato, como podría ser un abogado. Por ello reducen, e incluso pueden llegar a eliminar, la intervención de cualquier persona que no esté implicada en el contrato.

  2. Costes

    Al ser contratos en los que no se depende de un tercero, se reducen los costes. Menos intervención humana resulta en costes reducidos.

  3. Confianza

    Todos los contratos inteligentes se graban en la cadena de bloques. Esto hace posible la interacción entre personas que no se conocen entre sí, sin que haya riesgo de estafa.

  4. Velocidad

    Los contratos inteligentes utilizan software para automatizar las tareas que de otro modo se realizarían por medios manuales. Por lo tanto, aumentan la velocidad de los procesos de negocio y son menos propensos a errores manuales / humanos.

  5. Seguridad

    Dado que estos contratos inteligentes están basados en la cadena de bloques pública no se pueden perder. Todo queda registrado de forma inmutable. Nada ni nadie lo puede hacer desaparecer y siempre se tiene acceso a ellos.

    El proceso de ejecución descentralizado elimina el riesgo de manipulación, ya que la ejecución es gestionada automáticamente por toda la red en lugar de por un organismo centralizado.

 

icono-blockchain-ahorro (1) icono-blockchain-seguridad icono-blockchain-transparencia icono-blockchain-agilidad icono-blockchain-autonomia

 


Se calcula que ya existen unos 12 millones de Smart Contracts
sólo en Ethereum, la plataforma de cadenas de bloques
mejor adaptada para este tipo de operaciones.

Fuente: Revista Retina


Smart Contrats de Signaturit y DAS Seguros

En nuestro ejemplo anterior imaginábamos un mini-contrato en una simple máquina expendedora, pero existen multitud de usos en los que podemos aplicar esta tecnología: depósitos en garantía, contratos de alquiler de propiedades, contratos de compra-venta, etc.

De hecho, desde Signaturit hemos desarrollado en colaboración con DAS Seguros un servicio basado en Smart Contracts, que permitirá automatizar y simplificar la ejecución de las pólizas por impago de alquiler.

Los Smart Contracts de Signaturit y DAS Seguros permitirán automatizar y facilitar el pago de pólizas, el envío de notificaciones y la renovación de contratos, ofreciendo además trazabilidad de todas las acciones efectuadas desde la entrada en vigor de un contrato hasta su finalización.

Así, los procesos serán más rápidos y cómodos para ambas partes y la ejecución de las indemnizaciones llegado el caso se realizará con mayor velocidad y confianza.

De esta manera, aumentaremos la seguridad que ofrecen los contratos tradicionales, a la vez que reduciremos los costes y tiempo asociado a este tipo de transacciones.

Aunque este producto tecnológico verse en esta ocasión sobre las pólizas cuyo objeto sean los arrendamientos, nuestro objetivo a medio plazo es lograr que todo tipo de empresas puedan aprovechar el potencial de Blockchain a través del uso de este tipo de contratos.


Presentación Smart Contracts de Signaturit con DAS Seguros

El pasado 24 de septiembre durante el evento internacional Confluence Of InsurTech, LawTech And PropTech que tubo lugar en Londres presentamos junto con DAS Seguros nuestro proyecto de Smart Contrac.

El evento exploró cómo los desarrollos de cada sector - InsurTech, Proptech y LawTech - se están influenciando y afectando entre sí.

Empresarios, inversores, profesionales y toda la comunidad innovadora del sector seguros fueron bienvenidos en esta cita patrocinada por DAS Seguros y DWF.

InsTech - JPEG for WEB - size 25 - 24-09-18_DSC0368 
Foto: Juan Zamora, CEO de Signaturit, durante la presentación. 

 

Somos miembros asociados de ALASTRIA

Algunas de las principales empresas españolas de banca, energía y telecomunicaciones, han constituido Alastria, la primera red nacional regulada basada en blockchain del mundo.

Un consorcio sin ánimo de lucro cuyo objetivo es desarrollar esta tecnología que habilitará y acelerará la transformación digital de distintos sectores gracias a su agilidad, veracidad, seguridad y eficiencia.

Entre la lista de participantes destacan compañías como Telefónica, Santander, Bankia, CaixaBank, BBVA, Sabadell, Kutxabank, Repsol, Cepsa, Indra, Barceló Viajes y desde ahora Signaturit.

“El potencial para convertirse en el mayor avance de la historia en la forma en la que compartimos cualquier elemento digital, ya sea un documento, un servicio, una entrada para un espectáculo o dinero”. Alex Puig, CEO del consorcio.

Más información > Alastria

 alastria_signaturit_

Conclusión

Si bien tradicionalmente hemos necesitado que las partes confíen a priori entre sí y que terceros de confianza hagan cumplir con los contratos, la tecnología Blockchain hace posible que estos se ejecuten de manera automática y segura, sin intervenciones de terceros.

Gracias a sus bajos costes y a la capacidad que tienen para asegurar cualquier transacción, los contratos inteligentes permiten nuevos tipos de negocios mejorando drásticamente el mundo que nos rodea.

Lograr su uso generalizado en todas las industrias requerirá del trabajo conjunto de empresas innovadoras e instituciones reguladoras. Esto permitirá el desarrollo de las condiciones tecnológicas, operativas y comerciales necesarias para implementarlos en todos los ámbitos y repercutir directamente en el bienestar de consumidores y usuarios.

Si quieres saber más sobre Blockchain y los Smart Contracts y sobre el contrato inteligente para los seguros de impago de alquiler que hemos desarrollado junto con DAS Seguros, no dudes en descargarte el siguiente caso de uso.

Este post también está disponible en inglés.


EU_FLAG

Este proyecto ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea en virtud del acuerdo de subvención No 778550


New call-to-action

Tags: Sobre Signaturit

Subscríbete al blog

Últimos posts