Ventajas de la firma electrónica para el sector Fintech

Escrito por: media el 8/10/15 9:00

Signaturit_y_las_empresas_fintech

Internet ha favorecido ya varias revoluciones: ha permitido un acceso casi universal a volúmenes de información sin precedentes, ha propiciado la creación de nuevas vías de comunicación entre individuos y empresas, y ha cambiado la manera de comprar bienes y servicios.

Y los cambios continúan: industrias y empresas siguen transformando sus procesos para adaptarse a la era digital, y el avance de la economía colaborativa, aunque incipiente, es imparable. El auge de Internet ha allanado el terreno a una serie de compañías (Airbnb, Uber, BlaBlaCar...) que proponen la desintermediación de sectores hasta ahora caracterizados por la posición de poder que ejercían los agentes colocados entre el servicio y el consumidor.

El poderoso sector financiero es uno de los últimos asaltados por empresas enmarcadas dentro de esta nueva economía, las ya conocidas empresas Fintech. Estas empresas proponen una nueva forma de hacer finanzas.

Este post también está disponible en inglés.


El Fintech, nuevo capítulo en el asalto de la economía colaborativa

Uno de los sectores en los que la economía colaborativa está desarrollando su potencial innovador es el de la banca, dando pie a la denominada industria Fintech. El término se deriva de contraer las palabras fin-ancial tech-nology, y engloba a todas las compañías que ofrecen servicios financieros apoyados en la tecnología.

Convencidas de que la práctica financiera es todavía mucho más analógica, lenta e ineficiente de lo que debería, y, sobre todo, de que la crisis económica de los últimos años ha aumentado la sensibilidad y la demanda social de una nueva forma de hacer finanzas, las empresas Fintech están revolucionando la industria financiera en diferentes verticales: sistemas de pago, concesión de préstamos, intercambio de divisas, etc.

Pese a que la industria ha dado algún paso en falso ­–la polémica en torno al bitcoin–, otras áreas de actividad ya plantean propuestas de valor sólidas y, por lo tanto, una alternativa real a los bancos: desde la concesión de préstamos de circulante hasta los descuentos de facturas o el intercambio de divisas –tres ejemplos en que España cuenta con actores tan relevantes como LoanBook, Novicap o Kantox, respectivamente.

Esta madurez del Fintech queda demostrada si prestamos atención a las cifras de inversión destinadas a su universo de empresas: si en 2013 la tecnología financiera recibió 4.050 millones de dólares, el año pasado esa cifra se multiplicó por tres, alcanzando los 12.210 millones.

En el ámbito de la concesión de créditos online, esa vía de financiación alternativa creció en Europa un 144% en 2014, pasando de 1.211 millones de euros en préstamos en 2013 a 2.957 el año pasado. España es además el sexto mayor mercado en la materia, y el crowdlending ha pasado de otorgar apenas 600.000 euros a empresas en 2012 a 13,7 millones en 2014.


La propuesta de valor de las Fintech

Algunos escépticos consideran que estas nuevas empresas tan sólo supondrán un cambio de roles en el sistema financiero, y afirman que éste seguirá actuando conforme a los mismos parámetros. Sin embargo, la propuesta de valor de estas nuevas empresas deja claro que proponen una práctica financiera renovada, caracterizada por una mayor rapidez y sencillez de uso, por un menor coste de intermediación y por la desaparición de la obligación de adquirir otros servicios para tener acceso, por ejemplo, a un préstamo –la denominada venta cruzada–.

Pero quizás su cualidad más innovadora es que proponen una manera mucho más transparente de hacer finanzas. Como ejemplo, las plataformas de crowdlending fijan el tipo de interés de un préstamo en función de la demanda que éste suscita entre su comunidad de inversores. Es decir, determinan los costes de financiación en base a la oferta y la demanda, de modo que los particulares y empresas puedan dejar de depender de las fluctuantes políticas de los bancos al pedir un préstamo.

Ante esta realidad, muchos se preguntan si el sistema bancario, tal y como lo conocemos hasta ahora, está destinado a desaparecer. Según apunta un estudio reciente a cargo de Accenture, en que se pregunta a responsables de bancos y de empresas Fintech, el 56% de los encuestados cree que las dos industrias cohabitarán. Bancos y Fintech tomarán prestados elementos de uno y otro lado y verá reforzadas sus respectivas propuestas de valor.


La firma electrónica y su uso en empresas Fintech

Como hemos comentado, una de las principales diferencias entre las empresas Fintech y los bancos –y, a la vez, una de las prestaciones más demandadas entre los usuarios de las primeras– es la mayor rapidez en la realización de cualquier operación financiera.

En este sentido, la competencia entre empresas de tecnología financiera gira hoy en gran medida en torno a quién es capaz de dar un servicio más ágil, en cualquier momento y lugar, ajustándose a las necesidades y nuevos hábitos de los clientes digitales. 

Para las Fintech, el poder ofrecer una mayor velocidad debe conjugarse con ofrecer transacciones seguras: en la compra online de productos financieros hay mucho más en juego que en la adquisición de bienes de consumo, porque una mala práctica puede producir pérdidas económicas a cualquiera de sus partes implicadas, derivar en situaciones graves de fraude, de blanqueo de capitales, etcétera. 

En ese contexto, la firma electrónica es una herramienta que permite que la formalización de un contrato o acuerdo en relación a un servicio financiero pueda completarse en sólo unos minutos, en lugar de tardar días. Y el nivel de seguridad que ofrece sin duda añade un valor muy importante a cualquier transacción.

En Signaturit hemos desarrollado una solución firma electrónica utilizando métodos y procesos técnicos que nos permiten garantizar la seguridad de nuestro servicio. Ello nos ha permitido sentar las bases a colaboraciones con varias empresas Fintech.

De nuestra solución, destaca por un lado que es la más rápida del mercad, ya que nuestros clientes Fintech invierten de media en la petición y recepción de una firma menos de 3 minutos. Y por otro, que somos la única plataforma que ofrece la posibilidad de solicitar y realizar firmas electrónicas avanzadas. Éstas cumplen con el segundo nivel de seguridad establecido por la exigente normativa europea de firma electrónica, lo que hace que cumplamos además con los estándares de cualquier otro país del mundo.

Así que, si estás embarcado en la aventura del Fintech y quieres que te ayudemos a agilizar tus procesos de firma de forma segura y absolutamente legal, te invitamos a descargarte el whitepaper que encontrarás a continuación.

Este post también está disponible en inglés.

Whitepaper La firma electrónica para el sector FINTECH  

POSTS RELACIONADOS



 

 

Fuentes de información para la elaboración de este post:
- The future of Fintech and Banking - Accenture (2015)
Moving Mainstream The European Alternative Finance Benchmarking Report - EY (February 2015)

Etiquetas: Banca y Seguros

Subscríbete al blog

Últimos posts